miércoles, 11 de marzo de 2009

Recorriendo caminos con la mochila al hombro - El comienzo de mi sueño, el proyecto. Mi primer destino. Conociendo Jujuy

Sentada en la computadora, empecé a gestar mi sueño. Quería llegar a Macchu Picchu en el Perú; pero deseaba ir haciendo camino, recorriendo lugares, como yo misma siempre dije "puebleando". Y la computadora me ayudó! Durante algún tiempo empecé a recorrer mapas, rutas, de cada región y haciendo contactos mediante Chat. Ayudada por marcador, fui trazando mi ruta, seleccionando donde llegaría. Mi promesa con los amigos virtuales que fui haciendo era: el día que pase por tu pueblo te iré a conocer; a cambio debes enseñarme tu ciudad. Solo con internet aprendí que cosas llevar y que descartar, documentación imprescindible y vacunas para tener colocadas. Decidí no llevar carpa y elegí parar en hostels. Pasaba el tiempo, la familia me decía que estaba loca. No tenía edad para hacer chiquilinadas; era demasiada altura y yo muy fumadora. Presté oídos sordos a las recomendaciones y partí; sola, con no demasiado dinero, pero con un gran entusiasmo. Llevaba un cuaderno de viajes y la cámara fotografía, 4 pilas recargables y una docena más de las comunes (para cámara y linterna) Salí de Santiago en colectivo directo rumbo a Jujuy un viernes 1º de febrero a las 23 horas. El corazón me latía fuerte, estaba soltando amarras y ahora iba totalmente por mi cuenta. En Santiago quedaba mi familia, llena de miedos. Llegué a San Salvador de Jujuy apenas despuntando el sol, un tío anciano al que no veía hace mucho tiempo, me esperaba. Aunque sea unas pocas horas estaría con ellos. Antes de visitar a la familia, saqué pasaje para las 2 a.m. del día lunes a La Quiaca. Tenía sábado y domingo para conocer desde la ciudad Capital de Jujuy hasta la frontera. Esa parte la haría en compañía de quién sería mi guía en la provincia norteña. Un amigo que hasta ese momento era "virtual" Theo. Toda la tarde, anduve con Theo recorriendo distintos lugares bellos de la linda y pintoresca ciudad de Jujuy; aproveché para comprar pastillas para el "soroche" también llamado mal de la altura o mal de la Puna. En el almuerzo y la cena probé comidas diferentes a las que yo conocía. La carne de llama era sabrosa y curiosamente la vendían en casi todas las carnicerías, la humita en chala y el picante de pollo también me agradaron. El dulce de papaya era espectacular! y la cerveza (que ya conocía) helada. La atención al turista excelente. El domingo a las 6 de la mañana partimos en la Kangoo de Theo. Me explicó que haríamos todo el recorrido hasta la frontera, conociendo diferentes lugares, pues teníamos suficiente tiempo, porque no había mucha distancia entre una y otra población. Volveríamos el domingo a la noche a San Salvador, (donde había dejado casi todo mi equipaje), pues solo llevaba para este paseo el equipo de mate, algunas galletas y los consabidos cigarrillos. Había aceptado la sugerencia de regresar a San Salvador y partir desde allí a La Quiaca porque pasaría la noche en el colectivo (en lugar de hacer noche en La Quiaca) y podría visitar Yavi y la Quiaca, en un día y medio; pasar la frontera con Bolivia y tomar el tren en Villazón que me llevaría rumbo a Oruro. Cada lugar era para el asombro, la belleza del paisaje, de la tierra, las flores silvestres, los cactales, las ruinas indígenas, los lugares históricos, me apabullaban. Desde la ruta, y en cada giro del camino podía ver cerros cubiertos de un tapiz verde brillante por la vegetación o de pronto ni una brizna de pasto y franjas de muchísimos colores, de acuerdo al mineral que contenían. El cielo era de un azul intenso y a la distancia podía ver líneas oscuras que subían verticalmente de algún fogón encendido en una humilde vivienda perdida entre los cerros. Era un maravilloso día; me estaba llenando los ojos de los colores que regalaba la naturaleza dentro de mi país, acompañada por Theo, quien me dijo: "para mi es un orgullo poder mostrar mi provincia y hacer conocer sus bellezas"

Magui Montero
NOTA: Foto 1- Ruta Nº9 cerca de Volcán. Foto 2-Purmamarca. Foto 3- Cruce del Trópico de Capricornio. Foto 4- Paisaje desde la Ruta - Foto 5- Tilcara. Ruinas del Pucará (Todas las fotografías en Argentina - Provincia de Jujuy)

4 comentarios:

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

Magui Montero dijo...

Hola Mónica! Muchas gracias por el consejo! Solo que no se como hacer esto. De todas formas ya investigando aprenderé!.
Un abrazo grande.
Magui
PD: No acostumbro a borrar comentarios, salvo que sean ofensivos, groseros; tengan contenidos que puedan interpretarse como de tinte político o discriminatorio hacia razas, etnias o nacionalidades.

Roberto Esmoris Lara dijo...

(yo tengo na gran amiga
en Santiago del Estero
ella es muy linda y querida
se llama Magui Montero)


Ahora me llevaste por Jujuy ("niña Yolanda, dónde estará?"), te vi sentadita en Pumamarca y partiuendo a Villazón...con tus pocas galletas, tus cigarrillos y tu enorme corazón.
Me encanta leer tu cuaderno y sueño conque alguna vez podamos encontrarnos en un punto del espacio y me "gesticules" cada viaje...un beso de amigos y toda mi admiración, Magui!!!
REL

Magui Montero dijo...

hola Roberto! Siempre tan agradable y bonito tu decir! ...Y no lo dudes! Alguna vez podremos encontrarnos a compartir historias surgidas en este bello camino que es la Vida, con sus golpes y dolores; aun sigue siendo algo digno de vivirse. Sobre todo cuando se tienen amigos.
Un abrazo enorme!
Magui