miércoles, 3 de junio de 2009

RECORRIENDO EL CUSCO. TEMPLOS, FORTALEZAS Y PUEBLOS. II


Continuamos la excursión saliendo de la ciudad para ir a la Fortaleza Saqsayhuaman a poca distancia, pues desde la altura podía aun ver la ciudad. La fortaleza estaba construida en forma de tres estructuras concéntricas. La exterior a nivel y las murallas internas a su vez sobre elevadas respecto a la primera, como si se tratara de una torta de tres pisos. Algunas piedras tenían hasta dieciséis caras, tan bien talladas que a pesar de los cientos de toneladas encajaban perfectamente la una con la otra, sin que una hoja de papel pudiese ser introducida entre ellas (lo comprobé). Continuamos hacia el Templo Qengo, donde se realizaban las ceremonias de iniciación de las mujeres púberes y sacrificios de animales dedicados a la Luna, entramos por pasadizos hacia un nivel inferior y pude observar tanto los altares preparatorios de sacrificios, como el altar principal. En la parte superior se hallaban los tronos tallados en piedra donde se ubicaban tanto el Inca como los sacerdotes del Pueblo Tahuantisuyo (verdadero nombre y no Inca como erróneamente se lo llama). Continuamos visitando la fortaleza Pucapucara, era la fortaleza encargada de proteger la zona más alejada del los alrededores del Cusco.
De allí fuimos al Templo Tipón, lugar donde antiguamente se realizaban las ceremonias de purificación y las mujeres recibían bendiciones de fertilidad. En ese lugar, aquel día a pesar del sol había viento muy frío; compré a una vendedora ambulante por 0,50 soles humita en chala rellena con queso de llama. Sabroso manjar caliente que me sirvió de tentenpié y tentó al resto de los excursionistas a probar lo mismo que yo.
Continuamos el recorrido hasta una feria de artesanos, luego seguimos rumbo a Pisac, allí visitamos el pueblo donde se realizaba la fiesta de carnaval. Había personas de diferentes comunidades indígenas que concurrían al pueblo para esta celebración. Cada comunidad durante todo el año trabaja duramente y va bordando los trajes que se usarán para esta ceremonia. Fue maravilloso contemplar sus danzas, sus trajes, la diferencia entre cada región y los rasgos distintivos. El haber concurrido la primera noche al Centro Cultural, me servía ahora para identificar la región a la que pertenecían y me sentí feliz de haber tomado nota.
Las calles de Pisac eran adoquinadas pero formando diseños con las mismas piedras. La gente del lugar congregada en la plaza del pueblo formaba una abigarrada multitud que miraba el espectáculo en silencio. Yo los observaba con curiosidad y solo sus ojos mostraban alegría, pero comprendí que era parte de sus características. Estaban acostumbrados a los silencios, a las grandes distancias, a la inmensidad de sus montañas y la profundidad de sus precipicios. Ríen sin estridencia, hablan bajo, caminan con pasos cortos; pero tienen mirada fuerte, ojos rasgados, penetrantes, quizás con mucho de los cóndores que habitan en su alturas montañosas.
Seguimos rumbo a las ruinas de Tambomachay, en los alrededores del mismo pueblo y enclavados en el monte de este nombre. Lo que a la distancia parecían pinturas o grabados en la montaña, formando diseños incaicos, en realidad eran construcciones de grandes dimensiones, que pueden observarse en detalle acercándose a ellas. ¿Cómo se había construido todo esto? ¿Cuántas generaciones habían trabajado para lograr tan geniales obras? Los detalles de belleza que se veían desde muy lejos como diseños y arabescos, eran grandes paredones de la fortaleza; habían sabido jugar hasta con la perspectiva para que se tornara un elemento decorativo de la montaña. En el valle, el pueblo entero estaba danzando y jugando con agua, el carnaval nos mostraba sus distintos rostros en cada población. Lo sorprendente es que se bailaba, se cantaba, pero todo en el contexto de una festividad religiosa; pues las imágenes de el Cristo crucificado o la Virgen estaban presentes en cada lugar que visitábamos; lo religioso estaba incorporado a lo pagano. Comprendí lo que el guía nos explicaba acerca de que para evangelizar, se los había incorporado a Dios, Jesús y la Virgen, como parte de su misticismo y religiosidad anterior.
Desde allí fuimos con rumbo a Chinchero, un pueblito enclavado en la montaña, de belleza indescriptible, con la capilla maravillosa llena de historia y antigüedades de gran valor, ubicada en el lugar más elevado del pueblo.
Había comenzado a anochecer. Hacía frío y emprendimos el regreso, antes de llegar al Cusco cuando ya se veían muy abajo las luces de la ciudad como pequeñas lentejuelas doradas, paramos en una posada para tomar una taza caliente del consabido té de coca acompañado de un sandwich.
Terminaba un día más en el Cusco y aun restaban muchas sorpresas porque comenzaba el viaje a Macchu Picchu.
Magui Montero
NOTA: Foto 1- Fortaleza Saqsayhuaman. Foto 2-Templo Qengo Trono Ceremonial. Foto 3-Fortaleza Pucapucara. Foto 4- Templo Tipón. Fots 5 y 6- Lugarenos con trajes típicos de Fiesta. Foto 7- Camino al templo Pisac. Foto 8- Tambomachay. Foto 9- Iglesia de Chinchero

6 comentarios:

carlos dijo...

magui tenes un excelente blog te felicito y eres una gran escritora me gusto mucho tu blog ya lo guarde entre mis favoritos saludos

Magui Montero dijo...

Hola Carlos! Muchas gracias por tus palabras! Un abrazo!

mares dijo...

Hola Magui, un abrazo!!
Espero de a poco ir volviendo y ponéndome al día con todos tus relatos.
Si que te ha movido la brisa, mi amiga!
Un besito.

Magui Montero dijo...

Hola mi querida amiga!! Tienes todo el tiempo que deseés para ponerte al día!. En realidad la brisa me tuvo de un lado para el otro jajaja! (aunque este relato es de mi viaje hace dos años) y ahora tengo muchos paisajes más que recorri!! También poco a poco iré poniéndo al día mis viajes! porque estoy trabajando casi a tiempo completo en la edición de mi 2º libro.
Besos inmensos!!
Magui

Silvia Beatriz dijo...

Magui
en
www.australobrasmaestras.blogspot.com
hay un regalito para tu blog.
Saludos

Magui Montero dijo...

Hola Silvia. Para mi es un honor recibir este Premio. Muchas gracias! Tiene un especial significado si puede servir a los niños y adolescentes, este pequeño espacio donde cuento mis "aventuras de viaje"
Un abrazo enorme!
Magui